Monday, November 18th, 2019

Solo queda pedir PERDÓN.

0

No tenemos en esta competición ruedas de prensa ni zonas mixtas, donde poder haber salido ya a la palestra y haber pedido PERDÓN a toda nuestra afición, a todas nuestras jugadoras de formación por el no ejemplo dado y a todo el baloncesto y el deporte en general por haber realizado veinte minutos de vergüenza, veinte minutos de falta de respeto, principalmente a nosotros mismos.

Hemos publicado más de 700 artículos en nuestra web y no nos equivocamos si decimos que en el 99 por ciento de ellos hemos siempre destacado y alabado todo lo que son y hacen nuestras jugadoras, por eso mismo, y por ser fieles a la realidad, no podemos dejar de contar lo que sentimos y vivimos este sábado en León.

Imagen del marcador al descanso

DSC_0017

Imagen del marcador al final del tercer cuarto

DSC_0029

Y vuelta a lo mismo…

Si a ello se le suma la presencia de dos IMBÉCILES, mejor dicho un IMBÉCIL (RAE: Alelado, escaso de razón) y un PALMERO que le seguía las gracias. Venía con la lección aprendida (los imbéciles tienen un gran problema y defecto, son rencorosos y no olvidan) y cumplió perfectamente con lo que traían preestablecido, desde el minuto uno. Decía Balzac “Un imbécil que no tiene más que una idea en la cabeza es más fuerte que un hombre de talento que tiene millares

Si nosotros tenemos que pedir perdón por no haber estado a la altura, que una competición requiere, el IMBÉCIL tendría que dejar de aparecer por las instalaciones deportivas, dedicar sus fines de semana a crecer como persona, harto difícil a estas alturas, y no hacer del deporte su cruzada personal y su juego particular, para eso tiene videojuegos donde se puede hacer un solitario, y ganar las veces que le de la gana, incluso haciéndose trampas, que seguro la costumbre no la perderá tan fácil.

En definitiva una tarde para olvidar. La esperanza es que lo de nuestro equipo tiene solución y desde esta tarde ya comenzaremos a trabajar en ello. La desgracia, es que lo del IMBÉCIL, no tiene arreglo, más bien todo lo contrario. Habrá que pedir a quien corresponda, si es posible que aquí también vengan IMBÉCILES, aunque me temo que más bien todo lo contrario.

DSC_0012

Una derrota merecida, que nos la ganamos a pulso. Una derrota que duele, no por la derrota en sí misma, sino por como nos la ganamos y como dejamos pasar la oportunidad de haber conseguido una victoria con poco que hubiésemos estado a un 50 por ciento de nuestro juego, actitud y concentración.

Toca reflexión, hablar, evaluar y valorar y trabajar, las vacaciones han terminado hasta junio!!!!!!

Comments are closed.