Monday, July 13th, 2020

La Biblioteca Innobasket vence al líder Tresa

0

Los partidos duran 40′, los de baloncesto, eso si no hay tiempos extras, con los que también hay que contar, y todo lo que ocurra en ese tiempo debe ser tenido siempre en cuenta, empezar tarde los partidos o terminarlos con antelación, a veces tiene un coste o un premio inesperado, pero siempre justo.

CAFETERÍA CERVECERÍA LA BIBLIOTECA INNOBASKET   87   TRESA BASKETMAR  84

 

La Biblioteca Innobasket.- Laura (6), Tamara (12), Nerea (8), Pilar (2), María (31) – cinco inicial – Mara (2), Seila (23), Caridad (3), Gloria, Ángela.

Tresa Basketmar.-  Miriam (5), Esther (24), Destiny (15), Maria Lopez (4), Silvia (25) – cinco inicial- Elisa (8), María Bernardo (3), Alejandra, Alice.

Parciales: 11-26,17-21 (28-47); 20-23, 39-14

Arbitros: Sres. Pérez y Suarez

Que los partidos duran hasta que suena el silbato o la bocina, en el caso del baloncesto, es algo que ya no debería cogerle de sorpresa a nadie que dedique tiempo de su vida al deporte, ya siendo desde las gradas, desde el banquillo o desde el campo o la cancha, incluso desde el sofá. Y eso vivimos todos los presentes en el derbi de Jardín de Cantos, un partido con todos, incluso más, los ingredientes de este tipo de partidos.

Comenzó el partido con una puesta en escena que podia ser un riesgo, o no, como era la presencia del líder al partido con siete jugadoras disponibles y dos jugadoras más, Alejandra y Alice, en el banquillo pero con molestias que les impedian jugar o al menos aconsejaban no jugar. Por su parte La Biblioteca Innobasket también partia con alguna jugadora en condiciones físicas mermadas y muy poco entrenamiento durante la semana, pero todas a disposición para lo que pudiese necesitarse durante el partido.
El inicio, como de costumbre en el Tresa, vertiginoso, con acciones individuales de Eshter, Silvia y Destiny que ponian tierra de por medio. Mientras, Innonbasket no encontraba fácil el aro rival como consecuencia de las faltas personales realizadas por las jugadoras gijonesas. Impedian tiros fáciles, incluso opciones de tiros libres poco aprovechados.

El segundo cuarto ya fue más compensando en cuanto al juego, Innobasket mejoró errores defensivos, no lo suficiente para que su ataque superase los puntos recibidos, pero sí para seguir cargando el juego sobre las jugadoras más determinantes del rival y con ello provocar los primeros ajustes táctivos y de cambios para protegerse de un problema que los muchos minutos que quedaban podrían traerles. Se llegaba al descanso con una diferencia muy favorable para el líder +19 puntos, pero con un riesgo de esos que no se ven siempre, pero pueden pasar factura.

La Biblioteca
La vuelta del vestuario siguió los mismos compases que todos los minutos previos, la escasez de efectivos por parte del Tresa, tampoco daba para muchas más alternativas y así iba a terminar el periodo con una igualdad total, si no fuese por un triple de Esther desde nueve metros sobre la bocina que cerraba el periodo (20-23). Una sola diferencia, sus dos jugadoras más determinantes hasta ese momento estaban ya o en banquillo o al borde de visistarlo por cinco personales. La mejora en el juego de La Biblioteca era evidente, ya se habían disputado dos periodos muy igualados, lo cual, ante el líder sigunificaba estar a un buen nivel, sabiendo donde hacer daño a rival.

El comienzo del cuarto periodo las faltas personales dejan a Basketmar con 4 jugadoras, 20 puntos de ventaja y 8 minutos de por medio, algún medio de información debió tener un lapsus o error “digital” a la hora de contabilizar el tiempo restante, algo que no tiene la mayor importancia. Una situación nada habitual y nada fácil de afrontar, para uno y otro equipo, aunque parezca raro, pero jugar contra 4 jugadoras no es fácil para la mayoría de los equipos y de las situaciones. Prisas, precipitaciones, lecturas inapropiadas por la aparente facilidad, y lo que siempre ocurre en estos casos, las innumerables faltas personales con las que el equipo que tiene cinco jugadoras van a ser sancionado. Como así fue, lo que también llevo a Seila al banquillo en un partido que estaba haciendo mucho daño a la defensa rival. Y de ahí la continua visita a la línea de tiros libres por parte de las jugadoras de Gijón, lo cual complicaba aún más el recorte en las diferencias en el marcador. Diferencias que se fueron reduciendo gracias a una tranquila lectura del ataque para aprovechar tanto los espacios en la pintura como desde los 6,75.

Empate a 84 a falta de menos de 30″. Ataque o más bien contraataque de La Biblioteca que parecia iba a dar la vuelta al partido, cuando un mal gesto de Laura le impide conseguir la canasta a la vez que lesionarse en dicha acción. Ataque para Basketmar con menos de 20″ que finalizazn con un triple que no entra y el rebote para nadie, balón fuera, no se sabe para quién y balon…para Basketmar con 5″ y saque fondo. Increiblemente consiguen recibir y tirar bajo tablero, inexplicablemente no atinan y ahora sí rebote para Innobasket que con 2″ les permite llevar el balón hasta el circulo central en el lado aún de su cancha y desde allí María Iglesias realiza un tiro que entra en el aro mientras sonaba la bocina de final de partido y consumando la remontada 87-84. “Hasta el rabo, todo es toro”.

La Biblioteca1
Ambos equipos merecieron el triunfo, uno por su juego y poderío inicial y el otro por su insistencia en el juego que posteriormente le dio la oportunidad de aprovecharlo con un juego nada fácil de hacer y desarrollar para muchos equipos, sino ya nos contarán si tienen la ocasión.  Un pero en el partido de La Biblioteca, los primeros diez minutos, a mejorar ya.  Algo positivo, los otros treinta minutos, ante el líder es una buena puesta a punto. Lo negativo del partido, las dos posibles lesiones de Laura y Miriam, que esperamos queden en poco y sus recuperaciones y reapariciones lo antes posible.

 

Comments are closed.